Una rigurosa auditoría aduanera brinda confianza a Armstrong

Desafío

Armstrong contrató a C.H. Robinson para llevar a cabo una auditoría de su programa de cumplimiento a fin de evaluar su rendimiento actual y recomendar áreas de oportunidad.

Solución

Con la aplicación del proceso de auditoría de las aduanas de los EE.UU., C.H. Robinson utilizó su experiencia de Trusted Advisor® para someter el programa de cumplimiento de Armstrong a una evaluación rigurosa.

Resultados

C.H. Robinson no sólo validó el cumplimiento de las normas aduaneras de Armstrong y ofreció oportunidades para el crecimiento del negocio de Armstrong, sino que también aconsejó a la empresa que utilizara el Programa de Conciliación Aduanera para reducir tanto los pagos excesivos como las sanciones por pagos insuficientes.

" Estamos muy contentos con los servicios de C.H. Robinson. El equipo de cumplimiento es excepcional. Nos mantienen al tanto de los cambios normativos, de lo que hay que tener en cuenta y de cómo seguir cumpliendo la normativa. C.H. Robinson es un proveedor de primer nivel, muy por encima de la mayoría de sus homólogos en el sector. "

- STACEY KAPUSHY
DIRECTORA DE CUMPLIMIENTO ADUANERO DE ARMSTRONG

Armstrong World Industries, Inc. (Armstrong) es un líder mundial en el diseño y la fabricación de suelos, techos y armarios. Con sede en Lancaster, Pensilvania, Armstrong cuenta con 36 plantas en nueve países. Alrededor del 95 % de las importaciones de Armstrong son productos para suelos (vinilo, laminado, madera, suelos de cerámica); el 95 % de las exportaciones de la empresa son productos para la construcción (placas de techo).


Búsqueda de conocimientos sobre el cumplimiento de las normas aduaneras

En la última década, Armstrong ha pasado de ser un importador mínimo a convertirse en uno de los 5000 principales importadores de los Estados Unidos. Este crecimiento ha conllevado nuevas responsabilidades, como la aplicación de una nueva legislación que hace recaer la carga del cumplimiento de la normativa aduanera en los importadores, en lugar de en los intermediarios. El incumplimiento puede dar lugar a multas y sanciones, denuncias penales y pérdida de licencias de importación.

Armstrong mantiene una buena relación con las aduanas de los EE.UU., participando en los programas ISA, C-TPAT y la Declaración Mensual Periódica. Para validar su sólido programa de cumplimiento y proporcionar una supervisión general, Armstrong había contratado anteriormente a grandes empresas de contabilidad para realizar una auditoría anual de cumplimiento. Pero la rotación de estas empresas era elevada y resultaban muy caras.

Además, las auditorías no revelaron nuevas oportunidades de mejora. Como dijo Stacey Kapushy, directora de Cumplimiento Aduanero de Armstrong, "Por muy buenos que creas que son tus procesos, las personas buscan día y noche los errores que cometes".

En 2009, Armstrong empezó a buscar un nuevo proveedor para que realizara la auditoría de conformidad aduanera . Eligieron a C.H. Robinson, que ya había prestado servicios de transporte nacional y global a Armstrong durante cinco años. C.H. Robinson también ayudó a Armstrong a encontrar espacio de almacenamiento con sus propios proveedores y localizó almacenamiento especializado para ellos, servicios que ningún otro proveedor podía ofrecer. "Creemos que la capacidad de respuesta del equipo de C.H. Robinson ha sido muy, muy buena, y las tarifas son competitivas", dijo Kapushy. Armstrong consideró que la experiencia de C.H. Robinson en el cumplimiento de las normas aduaneras era un factor clave de diferenciación con respecto a otros proveedores, y creyó que C.H. Robinson podría aplicar sus profundos conocimientos para identificar más oportunidades de reforzar su programa de cumplimiento.


Acortar distancias y crear valor

El director de Aduanas  Globales de C.H. Robinson y su equipo de expertos en Cumplimiento Normativo trabajaron estrechamente con Armstrong en la auditoría. Con el proceso de evaluación centrado en las aduanas —el mismo proceso de auditoría riguroso utilizado por las aduanas de los EE.UU.— analizaron los privilegios del Acuerdo de Libre Comercio, los números de aranceles, los países de origen y los volúmenes. Analizaron los procesos de los departamentos de Armstrong y evaluaron cómo se comparaban con el manual de cumplimiento de la empresa.

C.H. Robinson validó el Programa de Cumplimiento Aduanero y recomendó a Armstrong que utilizara el Programa de Conciliación Aduanera. Armstrong se había enfrentado a la variación de su precio comercial entre empresas. Con este programa, Armstrong podría salvar cualquier diferencia entre lo que le factura una empresa relacionada y lo que debería ser el valor de mercado para evaluar los derechos de aduana. Esta recomendación, según Kapushy, "va más allá de lo que las empresas de contabilidad habían proporcionado en el pasado", haciendo que la operación de Armstrong sea más eficiente y reduciendo su riesgo.

Cumplimiento y mejora continua

  • Kapushy dijo: "La red de personas de C.H. Robinson en el gobierno y en la industria nos mantiene al tanto para que estemos preparados a medida que se implementan o se proponen nuevas normas". El equipo de cumplimiento de C.H. Robinson sigue ofreciendo seminarios y talleres, informes y más para ayudar a educar a los empleados de Armstrong sobre el cumplimiento.
  • A Kapushy le gusta tener el mismo equipo de cumplimiento trabajando en la cuenta de Armstrong e ingresando sus datos, lo que minimiza o elimina errores. "Están familiarizados con nuestra cuenta. Saben cuándo llamar si algo no parece normal".
  • Armstrong tiene la intención de utilizar Global Trade Reports® de C.H. Robinson, el primer programa informático que toma los datos comerciales de ITRAC y los visualiza gráficamente para el análisis y las importaciones de carga aérea en función del tiempo.

Para obtener más información sobre los programas de C.H. Robinson, conecte con un experto hoy mismo.